¿Qué Diferencia hay entre un Bróker y un Exchange?

La diferencia principal entre un Broker y un Exchange es que en el Exchange compras acciones directamente en el mercado, mientras que en un Broker compras acciones que te presta el propio broker al precio fijado por el broker y no por el mercado. No obstante, suele ser muy parecido.

Conceptos con los que te tendrás que familiarizar si operas con un Bróker

Operaciones en bolsa con el Broker Plus500
  • Spread: Es la diferencia de precio entre la compra (offer) y la venta (bid) de un valor dentro de la plataforma del bróker. Cuanto mayor sea la diferencia mayor ganancia tendrás tú pero también más comisión se llevará el bróker. Veámos un ejemplo:
  1. Yo tengo acciones de un Banco y se las vendo al bróker por 10€.
  2. El bróker añade esas acciones a su stock pero las pone a la venta a sus usuarios por 15€.
  3. Un usuario de la plataforma del bróker compra una acción del banco por 15€, haciendo ganar al bróker 5€.
  • Stock: Es la cantidad de acciones que tiene el bróker y pone a disposición de los usuarios de su plataforma para que las compran y las vendan dentro de ella.
  • Comisiones: Todos los brókers tienen distintas comisiones, aunque no te las tienen que cobrar todas. Unos brókers te cobran unas y otro otras:
    • La que te cobran cuando entras en un valor.
    • La que te cobran cuando sales de un valor.
    • El sobreprecio de compra o venta que aplican en su plataforma respecto al valor real del mercado.
    • Comisión por mantenimiento: Cada día que estés dentro de un valor te cobran una pequeña comisión que puede ser mayor o menor en función de la cuantía de tu inversión.
    • Comisión por realizar una transferencia bancaria desde nuestra cuenta del bróker a nuestro banco.
  • Apalancamiento: Un apalancamiento 1:5 significa que compramos 5 acciones por el valor que tiene una, pero esto no nos sale gratis. Las cuatro que no hemos pagado nosotros nos las ha prestado el bróker a cambio de una comisión. En otras palabras, nos hemos endeudado con el bróker. Si nuestra inversión nos sale rentable, habremos ganado mucho más dinero con mucha menos inversión. Veámos un ejemplo:
    • Queremos 5000 acciones que cuestan 1€ pero sólo podemos invertir 1000€.
    • Decidimos apalancarnos 1:5 para lograr nuestro objetivo.
    • Al cabo de 6 meses, esas acciones han subido a 1,5€, alcanzando un valor de 7500€.
    • Si vendemos las acciones habremos ganado 6500€ (7500€ – 1000€ de la inversión inicial). A eso, le restaremos las comisiones del bróker.
    • Si hubiéramos comprado 5000 a 1€ acciones sin apalancamiento, nos habríamos gastado 5000€ en la inversión inicial y también las habríamos vendido por 7500€, lo que significa que nuestro beneficio habría sido de 2500€ menos las comisiones del exchange.
    • Debemos tener en cuenta que si la operación no nos sale rentable, también perderemos nuestro dinero más rápidamente.
  • Vender primero y comprar después: Como no estás operando directamente en el mercado sino con las acciones del propio bróker, un bróker te va a permitir realizar la operación inversa, que es vender primero las acciones y comprarlas después. Esto es muy útil cuando estamos delante de un mercado bajista (las vendes caras y las compras baratas). La diferencia de la venta y la compra son tus beneficios.

Conceptos con los que te encontrarás en un Exchange

  • En un Exchange estás operando directamente en el mercado sin ningún intermediario.
  • Un Exchange te proporcionará un libro de órdenes en donde se verán todas las operaciones de compra y venta de los usuarios en ese momento (volumen y precio). Es muy útil para encontrar muros en los que sea muy difícil que una acción suba o baje más allá de ese límite.
Libro de ordenes de Bitcpin
  • Órdenes: Especificaremos el precio de compra o venta de una cierta cantidad de acciones. Cuando el valor llegue a ese precio, se ejecutará la orden automáticamente. Esta función también la encontraremos en los brókers.
  • Spread: La comisión de spread de un Exchange es mucho menor que la de un bróker porque estamos operando con el precio real de las acciones en el mercado sin que esté inflado por el bróker.